Muy pocos son los trabajadores españoles que se interesan por saber y leer sobre las condiciones del convenio colectivo por el que se regula su puesto de trabajo.

Este desconocimiento viene provocado tanto por la dejadez y pereza del propio trabajador como por el poco interés –a menudo consciente- de las empresas en explicar a su trabajador la naturaleza y las cláusulas del convenio al que pertenece.

De este modo, se crea un contexto muy favorable para las compañías y perjudicial para el interesado, ya que este no tiene la información necesaria sobre muchos derechos que suele pasar por alto a lo largo de su vida laboral y de los que sus jefes pueden aprovecharse con facilidad y sin consecuencias.

Te ayudamos a conocer tu convenio colectivo

Independientemente de su naturaleza: estatal, de comunidad autónoma o provincial, en Gestoría Integral te prestamos asesoramiento laboral y te ayudamos a saber a qué convenio colectivos perteneces, te desglosamos tus derechos y las funcionalidades del escrito.

¿Qué contiene un convenio colectivo para que sea fundamental su lectura?

En primer lugar, aquella empresa que enumera y explica a su empleado sus derechos en el convenio es una rara avis, aunque debería ser obligatorio, al menos, informar sobre los aspectos esenciales de este.

Por dicho motivo, depende casi siempre del trabajador estar al tanto para no ser subestimado y, en muchos casos, engañado.

Pese a que los convenios son diferentes según el ámbito laboral y contractual, todos tienen puntos en común.

El decálogo clave en el que debe fijarse el trabajador en el convenio

  1. Obligaciones de la empresa para con su trabajador
  2. Derechos del trabajador
  3. Tipo de contrato
  4. Horario, distribución y descansos de la jornada laboral
  5. Vacaciones
  6. Permisos retribuidos y no retribuidos
  7. Tablas salariales, distribución del salario anual y pagas extraordinarias
  8. Prestaciones por enfermedad y accidente de trabajo
  9. Faltas y sanciones
  10. Condiciones de despido

Además de estos, existen otros epígrafes de interés para los trabajadores, comunes o no, según sea la labor que desempeñen en su puesto de ocupación:

  • Plan de prevención de riesgos laborales
  • Prendas y equipamiento
  • Protección a la maternidad y paternidad
  • Anticipos
  • Periodos de prueba
  • Dietas y desplazamientos
  • Horas extraordinarias
  • Pluses del convenio
  • Excedencias
  • Garantías sindicales
  • Planes de igualdad
  • Formación a nivel del sector
  • Respeto a las mejoras adquiridas
  • Complementos retributivos
  • Premios
  • Jubilación

Asimismo, en caso de que el trabajador se enfrente a problemas imprevistos en relación con la empresa, su puesto laboral o condiciones, deberá echar mano del convenio para revisar en profundidad dos aspectos:

  1. Procedimientos para solventar de manera efectiva las discrepancias derivadas para la no aplicación de condiciones de trabajo
  2. Denuncia y revisión del Convenio Colectivo

¿Dónde puedo encontrar el convenio colectivo al que pertenezco?

Todos los convenios colectivos generales estatales se encuentran publicados en el Boletín Oficial del Estado o, en caso de especialidad del ámbito territorial al que pertenezca, en el de la comunidad autónoma o provincia.

Además, el Ministerio de Trabajo también tiene habilitada una plataforma llamada ‘Registro de acuerdos colectivos’ donde poder buscar el tuyo.

En esta página web gubernamental, también se vincula la herramienta ‘Mapa de negociación colectiva’, donde los trabajadores pueden consultar información orientativa sobre el posible convenio colectivo que pueda ser de aplicación a una determinada empresa en función de su actividad principal, en relación con los códigos CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) asociados a la misma y al ámbito funcional de cada convenio colectivo.

¿Qué es el CNAE y para qué sirve?

Es un sistema que incluye de manera clasificada todos los sectores y actividades que los integran a los que se puede dedicar un trabajador o sociedad en España.

Cada una de estas ocupaciones tiene asignadas un código que representará al empleado en la jerarquización de actividades económicas.

Todas las empresas privadas, públicas e instituciones deben poseer obligatoriamente uno de estos códigos para que se les pueda realizar un seguimiento, informes, etc.

En definitiva, que el estado tenga un control y orden de las sociedades que se constituyen en España y su dedicación laboral o social.

Grupos de actividad que forman el CNAE

  • Grupo A: Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca
  • Grupo B: Industrias extractivas
  • Grupo C: Industria manufacturera
  • Grupo D: Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado
  • Grupo E: Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación
  • Grupo F: Construcción
  • Grupo G: Comercio al por mayor y el por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas
  • Grupo H: Transporte y almacenamiento
  • Grupo I: Hostelería
  • Grupo J: Información y comunicación
  • Grupo K: Actividades financieras y seguros
  • Grupo L: Actividades inmobiliarias
  • Grupo M: Actividades profesionales, científicas y técnicas
  • Grupo N: Actividades administrativas y servicios auxiliares
  • Grupo O: Administración Pública y defensa; Seguridad Social obligatoria
  • Grupo P: Educación
  • Grupo R: Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento
  • Grupo S: Otros servicios
  • Grupo T: Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico; actividades de los hogares como productores de bienes y servicios para su uso propio
  • Grupo U: Actividades de organización y organismo extraterritoriales

Cada uno de estos grupos integra todas las actividades o unidades productoras existentes. Según a la que pertenezca, al trabajador se le asignará un código u otro (estos son de cuatro dígitos).

Por ejemplo, si perteneces al grupo F de construcción y te dedicas la promoción inmobiliaria, tu código es el 4110.

Puedes consultar todos en la siguiente dirección de la CNAE