La transición ecológica ha sido uno de los bastones sobre los que el Gobierno de España ha apoyado su candidatura, como parte de su programa antes de entrar a Moncloa y como política de sostenibilidad ambiental en estos momentos.

Así, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha puesto en marcha un mecanismo de subastas de energías renovables para el próximo lustro (2020-2025). De manera progresiva, las renovables gozan del trato que merecen.

En el marco regulatorio se establece una primera subasta para un mínimo de 3.000 megavatios que se adjudicará la segunda quincena de diciembre de 2020. De esta partida inicial se destinarán 1.000W a energía eólica y 1.000W a fotovoltaica.

De acuerdo a la actualización de la Orden RD 960/2020 del 5 de diciembre, donde se recortaron 100W con respecto al primer borrador, el resto de potencia carece de una adjudicación oficial en las diferentes tecnologías (biomasa, fotovoltaica, etcétera).

Calendario de subastas de energías renovables 2020-2025

Con la idea de cumplir aquellos objetivos expuestos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, se prevé subastar hasta 20.000 megavatios de energía renovable durante el periodo de cinco años. De estos, 10.000W se destinarán a la energía fotovoltaica y 8.500W a la eólica. El resto de potencia quedará repartida entre biomasa, solar termoeléctrica, biogás, hidráulica o maremotriz. El calendario se actualizará cada año y el volumen mínimo de potencia por tecnología en el marco temporal 2020-2025 es el siguiente:

Esto supone un nuevo impulso a un sector que crece progresivamente en los últimos años. El crecimiento real en 2019 fue del 15,6% de acuerdo a los datos del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España. El aumento de la competitividad y el apoyo de financiación pública han sido dos factores clave en su desarrollo e implantación. El año pasado se instalaron 7.500 megavatios de nueva potencia eléctrica en nuestro país.

¿Cómo funciona esta subasta de energía renovable?

Una subasta energética es un apoyo económico por parte del Estado a la empresa privada para fomentar la instalación de megavatios de energía renovable. Es decir, una oferta pública a la creación de parques eólicos, hidráulicos, instalaciones fotovoltaicas, termosolares… Además, estas instalaciones podrán estar constituidas por más de una tecnología, así como contar con sistemas de almacenamiento.

Según el BOE, esta subasta tiene como objeto “la regulación de un marco retributivo para la generación de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, denominado régimen económico de energías renovables, basado en el reconocimiento a largo plazo de un precio por la energía”. En este sentido, el producto que se subasta es la potencia instalada, la energía eléctrica -o una combinación de ambas- y la variable de oferta el precio por unidad de energía eléctrica, expresado en euros/MWh.